Abrir una compañía manufacturera en Madrid

No hay comentarios :
Antes de abrir una compañía manufacturera y convertirse en un empresario del sector industrial, hay que tener en cuenta una serie de factores: la demanda por parte del público, si se va a innovar o mejorar un producto ya existente, y definir la forma jurídica de la empresa.

Abrir una compañía manufacturera en Madrid
Existen además una serie de trámites que el futuro empresario debe realizar antes de empezar a rodar. Sus obligaciones ante la Seguridad Social y Hacienda son diferentes dependiendo de la índole de su iniciativa emprendedora y del sector en el que trabaja entre las que destacan duras licencias urbanísticas necesarias en Madrid.
Cada una de las numerosas ventanillas de las administraciones son duros escollos que el emprendedor tendrá que superar si quiere llevar a cabo su idea.
Algo que se debe comenzar con bastante antelación si quieres que no se retrase la apertura de esta. Por eso existen empresas que ayudan exclusivamente a realizar los trámites, con el objetivo de dejar al empresario dedicarse sólo a poner en marcha el negocio.
Si has comprado la maquinaria industrial para tu empresa y tienes el local, no te recomendamos arriesgarte a echar a rodar sin las licencias, registros y autorizaciones. 
Si las autoridades lo detectan, el infractor puede ser multado con una gran suma económica o enfrentarse al cierre cautelar hasta que se resuelva el proceso.
No sólo los trámites son duras pruebas que debes tener en cuenta, sino también el presupuesto de partida.
Ya que conforme te vayas acercando más y más a la apertura, tus gastos irán aumentando siendo habitual que superen el máximo que tenías previsto.
Entre las medidas que puedes llevar a cabo para ahorrar dinero cuadrando tu presupuesto inicial destacamos el hecho de comprar maquinaria de segunda mano. 
Por ejemplo, existe una web que se dedica a la venta de máquinas como cizallas usadas para realizar cortes a los materiales, y otras herramientas fundamentales en las empresas manufactureras.
Cuando vayas a registrar la empresa debes informarte bien, ya sea acudiendo a expertos o a la Cámara de Comercio de tu comunidad autónoma. Las normas varían de un lugar a otro y cambian con rapidez, por lo que hay que solicitar información actualizada. 
También debes elegir un local con una buena ubicación y procura tener las escrituras, los planos del local y pedir una licencia de apertura para demostrar que la actividad no generará ninguna molestia ni que los productos a fabricar sean peligrosos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

En breve publicaremos tu comentario