Interpretes-traductores jurados. Una salida laboral

No hay comentarios :

En más de una ocasión, seguramente hemos podido escuchar que en un juicio o dentro de un tribunal se encontraba un traductor jurado o interpretes jurados, que se ha encargado de traducir la declaración de alguien o de dar fe, que un texto era, de manera traducida o directamente traducido, exactamente como tiene que estar realizado
Pero: ¿Quiénes son estas personas? ¿Qué funciones reales tienen?, ¿Cómo consiguen su titulación?. Estas y otras preguntas las desarrollaremos un poco más adelante, incluso para conseguir algún tipo de pista como una orientación laboral alternativa a los actuales tiempos de fuerte desempleo y pocas salidas laborales, en un mercado que se encuentra parado y con pocas vías para entrar en él.
Podemos dividir en dos grupos de acciones, como traducción jurada (pública, certificada y oficial), que consiste en la traducción que se realiza en un documento que tiene carácter oficial, como el primer grupo.

El segundo grupo, es la denominada como interpretación jurada, orientada a la traducción de tipo oral dentro de los tribunales, siendo el intérprete quien certifica que el contenido traducido es exacto.
Tras la pequeña introducción sobre las funciones de los intérpretes jurados, el paso necesario es saber cómo consigue su titulación, denominada oficialmente como: traductor-interprete jurado.
Un traductor-interprete jurado que realiza sus funciones dentro de las actividades de un tribunal, puede ser designado directamente por el mismo tribunal, mientras que las traducciones realizadas por escrito solo pueden hacerlas las personas que han sido debidamente habilitadas mediante examen que convoca el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, aunque esta no es la única vía para ello.
Las cualificaciones obtenidas dentro de un Estado Miembro de la UE, también son validas para el reconocimiento oficial del intérprete jurado y finalmente con la posesión de un título de licenciado en traducción.
Si estas pistas te han sido de ayuda, podemos finalizar diciendo que los traductores-intérpretes jurados son necesarios, a petición de distintas autoridades como en: juzgados, ministerios e incluso instituciones académicas, que requieren sus servicios de una manera completamente habitual, un dato a tener en cuenta si estamos buscado alguna salida laboral, con demanda constante.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

En breve publicaremos tu comentario